Temas Tabú “LA INFERTILIDAD”

Ayer leyendo el blog de “diario de una madre ingeniera” la chica de su historia decía que las infértiles somos en parte culpables de que esto sea un tema tabú al esconderlo.

Estoy en parte de acuerdo, cuando comienzas la búsqueda sabes que hay un % de mujeres que no lo consiguen de forma natural, nunca esperas formar parte de ese %, pasas de puntillas por el tema, es algo que mejor no mirar mucho por no gafar, verdad?

Cuando te enteras de pleno que tus posibilidades de quedar embarazada de forma natural se reducen a un 1% de milagro lloras, se llora mucho, se te pone un nudo en la garganta que te corta la respiración y te sube una angustia del estómago que pocas veces en tu vida has sentido. Te sueles enterar cuando llevas muchos meses o años ilusionándote en cada ciclo, mirando de reojo otros bebés y elaborando una lista mental de nombres.

Y entonces ¿que hacer? ¿contarlo? ¿callarlo? 

Sabes que la gente que te quiere puede sufrir con esto, ¿mejor dejarlos felices en su ignorancia? ¿mejor inventar motivos que retrasan la llegada del bebé? tampoco sabes muy bien lo que necesitas oir y activas un mecanismo de defensa muy sensible que dispara a la primera palabra que no es de su agrado.

Como os conté al inicio, nosotros decidimos contarlo a padres y hermanos, nada más. Cuando se lo conté a mis padres, mi madre rápidamente dijo que mi hermano no tenía por qué saberlo y que el resto de familia (primos y tíos) no tenían por qué enterarse nunca.

En ese momento piensas ¿estoy haciendo algo mal? ¿me tengo que esconder? ¿es ilegal?

En todo este cóctel de sentimientos, decidí confiarlo a mis dos mejores amigas, me ayudó llorar con ellas y un abrazo que aún tengo grabado, en realidad creo que a veces solo necesitas minutos y minutos de un abrazo enorme. Saben que busqué información en internet, saben que tengo un alias, saben que tengo un blog, saben que ya inicié tratamiento….pero a día de hoy no saben que estoy en puertas de una FIV creo que me perdieron la pista antes de la cancelación de mi segunda IA. No las culpo, las quiero un montón, ellas intentan distraerme con otros temas, también tienen los suyos que no son menos importantes y piensan que cuando necesite hablar las llamaré. Saben que soy reservada y han decidido no agobiar.

En el trabajo, decidí contarlo a mi jefa para el tema de los permisos para las citas y a dos compañeras que hace muchos años pasaron por la infertilidad. Se han portado genial, discretas pero atentas, preocupadas y amables, generosas en todo momento. En los últimos meses he acabado contando con naturalidad a otros cuantos compañeros de trabajo el momento por el que estoy pasando, como el que cuenta que se tiene que hacer revisiones del corazón y controlar su colesterol. No me he sentido incómoda, todo lo contrario, me he sentido relajada, no tengo por qué fingir que tengo un buen día cuando no es así y veo en sus saludos y gestos complicidad y ánimos.

Entonces ¿por qué es un tema tabú? por todas aquellas personas que sabes que no te quieren bien y que harán de esto su tema de conversación en cada reunión o café. ¿ por qué ellas y las otras no? porque a las que me quieren con sinceridad o están en mi vida porque yo he decidido que estén en ella les perdonaría cualquier comentario desafortunado, al resto no.

¿Queréis un ejemplo?

Mi mejor amiga: comentó la última vez que echamos unas cervezas lo siguiente “y no pueden pincharte todas esas hormonas y decirte, venga, mañana a las 9 echas el polvo de tu vida y listo, conseguido, es que de ese modo no es tan frío” creo que piensa que no sabemos echar un polvo y hemos elegido la reproducción asistida como el que se va al concesionario a por un coche, pero la quiero tanto que puede decir misa yo decido si respondo o lo dejo pasar.

Una prima y su marido: (en el grupo de los que no he elegido y no me queda claro si me quieren bien) tuvimos una amiga en común que tardó 5 años en tener a su bebé tras pasar por numerosos tratamientos y en este embarazo pasó los 9 meses en cama con mínimas posibilidades de conseguir llegar al parto, ella se denominaba “la pupas de las embarazadas”, en una conversación que tuve sola con mi prima y su marido hablando de nuestra amiga común comentaron “es normal, normal que ese embarazo se pare porque no es algo natural, es un cuerpo extraño y todo tan mecanizado que no puede salir bien” las miradas, la forma de hablar, la ignorancia y las ganas de regodearse en el mal de terceras personas me puso enferma (sin saber  que sería la siguiente en la infertilidad).

Conclusión, puedo normalizar el tema de la infertilidad con muchas personas que no tienen por qué ser amistades íntimas, pero que han demostrado cierta competencia de empatía hacia mí. Puedo compartirlo con quien sé que lo tratará con respecto y que los comentarios absurdos que haga desde su ignorancia podrán ser corregidos sin temor a reprimendas o a acusaciones de “obsesión”.

He comprobado que la mayoría de la gente no sabe ni que es IA ni que es FIV ni que hay que pincharse, hormonarse, etc, que algunos piensan que somos infértiles por decisión, que otros no le dan la más mínima importancia que la que puede tener comprar una casa, que otros nos miran como bichos raros “que cosas” he oido más de una vez, otros no entienden por qué no nos conformamos con lo que tenemos y la naturaleza nos da pero lo que más me sorprende es que la gente que ha elegido llevar esto en secreto aunque fuera evidente tampoco se muestre empática con los que estamos viviendo en la actualidad con la infertilidad. Cometer los mismos errores que cometieron contigo me suena un poco a venganza, ¿no? o¿simplemente será inmadurez?

Menuda parrafada os he soltado jejeje y más que podía seguir. Me encantaría gritar que somos infértiles y qué, no por eso se me pone el pelo verde o contagio nada, no sentirme fugitiva de mi misma realidad pero no encuentro mejor manera de vivirla. A las que comienzan ahora o están en pleno proceso les puedo decir que con los meses lo veo como algo más normal y no me cuesta nada hablar de ello, he conseguido que no me tiemble la voz, casi no trago saliva cuando me preguntan y suelo mantener los ojos secos con la mirada fija 😉

De todas aquellas personas con las que he compartido mi infertilidad el grado de comprensión es el siguiente:

  •  Mis amistades 2.0.
  • Mr Planeta (está segundo porque vosotros le ganáis en esto)
  • Mis compañeras del trabajo
  • Mis dos mejores amigas
  • Nuestros padres (no me gusta este último puesto, los cuatro no lo ocupan del mismo modo, pero si ahora tuviera que volver atrás quizás los sacaría de la lista, eligiendo la felicidad de la ignorancia)

Y vosotros, ¿Qué opináis sobre si debería o no ser tema tabú?

Anuncios

31 Comentarios

  1. Cómo entiendo todo lo que cuentas. En nuestro caso no lo hemos contado a nadie en absoluto, porque antes de saber que era infértil he visto tanta ignorancia y comentarios denigrantes por ahí, que hemos decidido no confiar lo nuestro a nadie hasta que nos quedemos embarazados. Mi familia porque son de crear chismes a tus espaldas y ya habían insinuado algo de que éramos estériles antes de que supiéramos nada (bueno no mi madre, pero sí mi hermana y su pareja). De ahí que lo último que quiero es que vayan engordando esas historias a nuestra costa. La familia de mi marido, porque no dejarían de agobiarnos con el tema de los tratamientos, son así. Y en cuanto a amigos, algunos he oído que comentan de otros: pobrecitos, no pueden tener hijos. No quiero ser una de esas pobrecitas sinceramente, porque no creo que haya que tenerme lástima. Así que para mí no es que sea un tema tabú pero no quiero ser el blanco de lástima, burla o críticas de nadie. Las únicas que me entendéis mejor que mi propio marido sois la #infertilpandy Y aunque es duro llevarlo en soledad, lo preferimos así por el momento. Ya saldremos del armario cuando tengamos al peque 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Hay que tender a naturalizar las cosas, a contarlas tal como vienen. Yo ya se lo he contado a mi jefa de estudios por el tema de los permisos, mis compis de curro que son amigas mías desde hace muchos años, a otras compis con las que surgió el tema, a bastantes amigas y a mi familia tanto paterna como materna y a la familia de Veleta. Lo que tengo claro es lo que tú dices, que dentro de todo ese grupo hay personas que desconocen y con las que espero no tener ningún momento acalorado. Al resto, sé que van a ser delicad@s en sus comentarios porque me conocen y saben por todo lo que he pasado.
    Lo que ya no tengo tan claro es a quién le vamos a decir que empezamos el tratamiento, porque no quiero mayores agobios.
    Un besito!

    Le gusta a 1 persona

  3. El hablarlo abiertamente va con el carácter de cada persona, hay quien es mas reservado.Yo cuando empecé la búsqueda lo lleve en secreto, el primer aborto tb y cuando me quede embarazada lo conté porque fuimos de comida y no bebía y era raro… Pero si hubiera sido por mi hasta que no se me notara no decía na, ahora estoy igual que no quiero decirlo pero MiTrucha ya lo esta soltando y al final yo también lo voy a tener que decir.
    Decide por ti misma y habla con quien te de la confianza de estar cómoda. Un bsito!

    Me gusta

    • Nosotros la búsqueda la llevamos también en secreto pero al pasar tanto tiempo y volverse insoportables algunos comentarios de los más cercanos que sabiamos que lo hacían solo por curiosidad….decidimos contarlo al iniciar tratamiento,solo a los padre y claro con decirte que hasta se llevaron una alegría porque para ellos no era “somos infértiles” era algo así como “estamos buscando familia de un modo activo” era la confirmación de querer hacerles abuelos y hasta se alegraron fíjate jejeje…pero es cierto depende del caracter de cada uno….ala eso sí….el.día que vea un positivo ufffff como aguantar pa no contarlo jejeje

      Me gusta

    • Exacto…a veces es exponerte a sufrir y no hay necesidad…..pero cuando tenga mis dos cogollos jejeje pienso dejar de hacer de este tema un tabú o sentirme menos que otros por tener que pasar por tanto tratamiento porque eso sí que lo he sentido o me lo han hecho sentir a veces indirectamente……no tener la función más importante de una mujer que es dar vida te hace sentir cada día algo inferior al resto de mujeres o por lo menos a mí….soy competitiva pero esto no lo soluciono estudiando ni siendo constante….esto ya no depende tanto de nosotros…..como dice una canción de Rosana…..estoy esperando que mi suerte quiera ligar conmigo jejeje

      Le gusta a 1 persona

  4. Ya mi última entrada he comentado algo de esto, con cierta gente lo hemos hablado y genial. Aunque algunos no tienen ni idea de que va “esto”, pero no pasa nada, están ahí y nos apoyan. Otros creen que ir a Reproducción Asistida es entrar por una puerta y salir con una barriga por la otra. A esos y a los pesimistas por naturaleza mejor no contarles nada.
    Aunque si me gustaría gritarlo a los cuatro vientos, pero sé que terminaría escuchando muchas gilipolleces. Nosotros por eso escogimos a un grupo reducido a quien contarlo y listo.

    Le gusta a 1 persona

    • Jajaja…me ha hecho gracia lo de que entras por una puerta y sales x la otra con barriga…esa qué clínica es jajajaja….y sí….los pesimistas tampoco ayudan o los que te ponen cara de sufrir más que tú x saberlo….perdona?…..solución para que no sea tabú….pues no la encuentro…tenemos recetas para todos los gustos según como sea nuestro entorno…gracias por tu opinión guapa 🙂

      Le gusta a 1 persona

  5. Por norma general las personas solemos tener la sensibilidad en el culo y otras solo en la punta de la p… Y eso es lo que marca en gran parte la diferencia de contar o no, de convertir en nuestros tabúes, como bien dices, nuestros problemas. Es la infertilidad un tema tabú en general? No creo. Es, en mi humilde opinión, un tema que duele, duele mucho, es fácil hacer daño con el y a todo el mundo le da lástima que alguien quiera ser madre/padre y no pueda (habiendo gente por el mundo que arrastra chiquillos sin ton ni son). Por eso se tiende a llevar en el ámbito más estrictamente privado, o de la pareja o de los círculos más íntimos; porque supone la exposición de una de las partes más íntimas de la persona y de la pareja, que además se aleja de todo control: supone tiempo y paciencia luchando contra deseos y estados hormonales alterados, lo que deja en bragas hasta al más fuerte.
    La crueldad de nuestros entornos y personas que sólo quieren “todo masticado” o de quienes “no me interesan los rollos ajenos más que para cotillear” son las que hacen que nos cuidemos bien de a quien le contamos nuestros problemas.
    Pero no sólo los de infertilidad, sí no cualquier tema importante. Un beso

    Me gusta

  6. Creo que no es un tema tabú, pero en mi caso lo oculté porque no me veia con fuerzas de enfrentarme a comentarios que me hiciesen daño, no porque fuesen hechos a mala fe, sino porque a veces decimos cosas sin pensar. Ahora con el paso del tiempo, si sale el tema, lo cuento con naturalidad, pero tampoco es un tema que saque yo porque esté deseando contarlo,

    Me gusta

    • si supongo que no hace falta sacarlo, si sale se cuenta, yo así lo veo de otro modo….si tuviera hijos quizás no me importaría dejar de hacer de esto un tema tabú todo lo contrario dejaría claro lo que es y mi experiencia…para que mentir o disimular cuando lo has logrado, aunque volvemos a lo mismo, todo depende del entorno y las relaciones, claro. Besos guapa

      Me gusta

  7. Nosotros somos muy naturales, no veíamos nada malo y desde el principio lo contamos. Y hubo un momento en que se nos volvió en contra. Y nos preguntaba mucha gente cuando no queríamos que nos preguntara nadie porque las cosas no iban bien o porque eran períodos de espera entre tratamientos y no había nada que decir, y sólo nos recordaban el tema cuando a lo mejor estábamos distraídos y de cañas. Con la ovo no le dijimos más que a mis padres y a alguna amiga que era con donante por medio, y mira, esto entronca con tu pregunta de si es tabú. Por un lado, hay que tener cuidado con a quien se dice porque la gente suelta cada comentario que tela… Pero por otro, si nosotras mismas lo tratamos como tabú, contribuimos a que la sociedad siga siendo así de poco empática y tan ignorante. Ahora que estoy en proceso de adopción y lo digo abiertamente, resulta que también cuento lo de la donante y sabes? me habría gustado vivirlo con esta naturalidad. Quizá habría repercutido en estar menos estresada, con menos miedos… Pero al mismo tiempo, lo hice porque no quería que nadie pudiera cuchichear sobre mí. En fin, que es complicado. Es como el huevo y la gallina. Yo tengo pendiente un post sobre esto. Quiero contar mi ovo, para explicar varias cosas de estas, a ver si ahí me explico mejor. 🙂

    Me gusta

    • Si es que es como eso…el.huevo y la gallina….a mi me gustaría llevarlo con mayor naturalidad pero por otro lado no quiero estar en bocas dañinas de nadie….porque le perdonas todo a ciertas personas pero no a todas. Si callamos sigue siendo tabú y si hablamos pueden dañarnos más…..el caso es que la gente a veces tampoco cambia el chip aunque tenga a alguien cercano. Gracias guapa por tu comentario 😉

      Me gusta

  8. Yo se lo he contado a cinco amigas, a dos desde el principio y una de ellas me ha empezado a tratar diferente y me hace sentir incómoda, me arrepiento de haberlo contado, la verdad, pero en el bajón anímico se lo conté a las demás y muy bien su trato hacia mí, necesitaba desahogarme en ese momento, pero soy muy reservada con todas mis cosas siempre y me siento rarísima habiendo compartido algo tan íntimo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s