3ºFIV: los número primos

Recordáis que os prometí contaros esa historia especial que viví hace unos 5 años y que justo en esta etapa me venía a la cabeza? pues ha llegado el momento…

Hace 5 años llegué a trabajar a un sitio nuevo, compañeros nuevos, caras nuevas y nuevas historias por vivir…como ya sabéis, porque lo he comentado alguna vez, me dedico a la enseñanza, en esa etapa maravillosa en la que la adolescencia lo impregna todo. Ese curso, en los pasillos, me crucé varias veces con la mirada fija de una chica que rondaría los 17, si no recuerdo mal su nombre era Almudena (que habrá sido de tí). Nunca le di clases, ni supe de sus gustos o de su vida, pero en un par de ocasiones se me acercó para enseñarme que compartíamos una misma afición, ella parecía saber cada vez más de mí, mientras que yo lo ignoraba todo de ella. No nos habíamos acercado ni al ecuador del curso cuando una mañana me entregó un borrador de un libro escrito por ella, me pareció fascinante la idea de poder leerlo y sobre todo que ella quisiera mi opinión ante semejante trabajo.

Os prometo que no me aguantó la curiosidad a llegar a casa y con un vistazo rápido de las primeras páginas salió despedida una hoja suelta. Era un folio, escrito a mano, era un texto ajeno al libro, extraño, que parecía hablar de los número primos y que tan hiladas tenía las palabras que me pareció difícil de entender y hasta mágico.

Ese es el folio que quería encontrar para mostraros pero debí de guardarlo con tan buen recaudo que no está siendo fácil localizarlo, pero estar está de eso estoy segura.

¿Sabéis lo que son los número primos verdad? aquellos que no se pueden dividir nada más que por sí mismos o por 1, según ella son números distintos, especiales, diferentes, sensibles en cada cifra y a veces incomprendidos por ellos mismos, son números que tienen una función que a veces ellos mismos desconocen y de ese modo ella comparaba los números primos a las personas y lo que las personas le transmitían. Decía que de pares está lleno el mundo pero que pocos tienen la suerte de cruzarse con un número primo, decía que las personas “números primos” a veces se creen pares y pasan por la vida desapercibidos, pero que solo entre ellos mismos saben reconocerse.

Por supuesto el modo en el que yo lo resumo para nada tiene que ver con la ternura y la delicadeza de aquel folio manuscrito, esta chica había perdido a su mejor amiga el año anterior, amiga con la que varios aseguraron que yo tenía un parecido físico notable, la sensibilidad que puso en sus palabras me hizo sentir tan especial y a la vez tan confundida. ¿números primos? ¿existen las personas “números primos?

Y aquí 5 años más tarde me encuentro yo preguntándome, por qué a mí? por qué yo no? por qué miniblás no pudo llegar a mí? por qué se cerraron tantas puertas a mis espaldas? por qué me siento tan diferente a aquellos que han podido dar vida?

Y la respuesta está en aquellos números primos que no pueden dividirse, sin más, especiales, intensos y sensibles….si te tuviera hoy enfrente te diría que hoy si me siento un número primo, en aquel momento quizás no lo entendí, pero me gustaría que supieras que ese relato corto hoy me da mucha paz, sosiego, calma…hoy me congela un poco el dolor de este final.

Y sí, digo final porque esto es una despedida…..hoy miniblás descongeló para despedirse de nosotros, dijeron que no era apto para transferir pese a haber descongelado y nos tocó despedirle, ambos hemos luchado hasta el final, lo hemos intentado pero dicen que el destino lo tiene todo escrito y el de hoy era nuestro final.

Estela también se despide hoy con miniblás, termina una etapa, anoche salí a ver mi luna y me encontré con que no había luna, ella estaría ya recogiendo esta despedida. Estela me ha dado mucho en estos años, ha luchado con todas sus fuerzas, no ha dicho que no ni a una sola de sus temidas agujas, ha descubierto que se tiembla más con una llamada que con una entrada a quirófano, ha experimentado la satisfacción más absoluta ante cada reto y se ha descompuesto en más pedacitos de los previstos.

Hoy tengo que despedirla, dejarla ir, pasar su duelo y el de miniblás, junto con aquellos que pudieron ser antes y no lo fueron, tengo que dejar que Estela se desprenda de mí y yo de ella para poder seguir y lo tengo que hacer agradeciendo tanto apoyo a todos los que habéis estado conmigo en cada paso, vuestros ánimos, frases, consejos y besos.

No habrá más entradas porque aquí termina esta etapa, Estela ha pasado a formar parte de esa lista de números primos que no pueden dividirse de la que desconocía formar parte, pero siempre habrá respuestas a vuestras dudas o comentarios, quizás la experiencia de Estela pueda servirle a alguien alguna vez y yo estaré al otro lado.

No me voy a despedir con una imagen como en mis otras entradas, esta vez lo voy a hacer con una canción porque necesito ponerle música a este adiós y deciros mucho más con ella….

“se empieza nuevamente

después de tocar fondo,

verás lo que soportas…..”

“después de todo llegará un buen día

nada es imposible mientras que uno vive,

la vida se ha inventado la locura

por una razón”

 (prometo subir la canción, no la he encontrado con buena calidad “Se empieza nuevamente” de Sergio Dalma

Anuncios