3ºFIV: los número primos

Recordáis que os prometí contaros esa historia especial que viví hace unos 5 años y que justo en esta etapa me venía a la cabeza? pues ha llegado el momento…

Hace 5 años llegué a trabajar a un sitio nuevo, compañeros nuevos, caras nuevas y nuevas historias por vivir…como ya sabéis, porque lo he comentado alguna vez, me dedico a la enseñanza, en esa etapa maravillosa en la que la adolescencia lo impregna todo. Ese curso, en los pasillos, me crucé varias veces con la mirada fija de una chica que rondaría los 17, si no recuerdo mal su nombre era Almudena (que habrá sido de tí). Nunca le di clases, ni supe de sus gustos o de su vida, pero en un par de ocasiones se me acercó para enseñarme que compartíamos una misma afición, ella parecía saber cada vez más de mí, mientras que yo lo ignoraba todo de ella. No nos habíamos acercado ni al ecuador del curso cuando una mañana me entregó un borrador de un libro escrito por ella, me pareció fascinante la idea de poder leerlo y sobre todo que ella quisiera mi opinión ante semejante trabajo.

Os prometo que no me aguantó la curiosidad a llegar a casa y con un vistazo rápido de las primeras páginas salió despedida una hoja suelta. Era un folio, escrito a mano, era un texto ajeno al libro, extraño, que parecía hablar de los número primos y que tan hiladas tenía las palabras que me pareció difícil de entender y hasta mágico.

Ese es el folio que quería encontrar para mostraros pero debí de guardarlo con tan buen recaudo que no está siendo fácil localizarlo, pero estar está de eso estoy segura.

¿Sabéis lo que son los número primos verdad? aquellos que no se pueden dividir nada más que por sí mismos o por 1, según ella son números distintos, especiales, diferentes, sensibles en cada cifra y a veces incomprendidos por ellos mismos, son números que tienen una función que a veces ellos mismos desconocen y de ese modo ella comparaba los números primos a las personas y lo que las personas le transmitían. Decía que de pares está lleno el mundo pero que pocos tienen la suerte de cruzarse con un número primo, decía que las personas “números primos” a veces se creen pares y pasan por la vida desapercibidos, pero que solo entre ellos mismos saben reconocerse.

Por supuesto el modo en el que yo lo resumo para nada tiene que ver con la ternura y la delicadeza de aquel folio manuscrito, esta chica había perdido a su mejor amiga el año anterior, amiga con la que varios aseguraron que yo tenía un parecido físico notable, la sensibilidad que puso en sus palabras me hizo sentir tan especial y a la vez tan confundida. ¿números primos? ¿existen las personas “números primos?

Y aquí 5 años más tarde me encuentro yo preguntándome, por qué a mí? por qué yo no? por qué miniblás no pudo llegar a mí? por qué se cerraron tantas puertas a mis espaldas? por qué me siento tan diferente a aquellos que han podido dar vida?

Y la respuesta está en aquellos números primos que no pueden dividirse, sin más, especiales, intensos y sensibles….si te tuviera hoy enfrente te diría que hoy si me siento un número primo, en aquel momento quizás no lo entendí, pero me gustaría que supieras que ese relato corto hoy me da mucha paz, sosiego, calma…hoy me congela un poco el dolor de este final.

Y sí, digo final porque esto es una despedida…..hoy miniblás descongeló para despedirse de nosotros, dijeron que no era apto para transferir pese a haber descongelado y nos tocó despedirle, ambos hemos luchado hasta el final, lo hemos intentado pero dicen que el destino lo tiene todo escrito y el de hoy era nuestro final.

Estela también se despide hoy con miniblás, termina una etapa, anoche salí a ver mi luna y me encontré con que no había luna, ella estaría ya recogiendo esta despedida. Estela me ha dado mucho en estos años, ha luchado con todas sus fuerzas, no ha dicho que no ni a una sola de sus temidas agujas, ha descubierto que se tiembla más con una llamada que con una entrada a quirófano, ha experimentado la satisfacción más absoluta ante cada reto y se ha descompuesto en más pedacitos de los previstos.

Hoy tengo que despedirla, dejarla ir, pasar su duelo y el de miniblás, junto con aquellos que pudieron ser antes y no lo fueron, tengo que dejar que Estela se desprenda de mí y yo de ella para poder seguir y lo tengo que hacer agradeciendo tanto apoyo a todos los que habéis estado conmigo en cada paso, vuestros ánimos, frases, consejos y besos.

No habrá más entradas porque aquí termina esta etapa, Estela ha pasado a formar parte de esa lista de números primos que no pueden dividirse de la que desconocía formar parte, pero siempre habrá respuestas a vuestras dudas o comentarios, quizás la experiencia de Estela pueda servirle a alguien alguna vez y yo estaré al otro lado.

No me voy a despedir con una imagen como en mis otras entradas, esta vez lo voy a hacer con una canción porque necesito ponerle música a este adiós y deciros mucho más con ella….

“se empieza nuevamente

después de tocar fondo,

verás lo que soportas…..”

“después de todo llegará un buen día

nada es imposible mientras que uno vive,

la vida se ha inventado la locura

por una razón”

 (prometo subir la canción, no la he encontrado con buena calidad “Se empieza nuevamente” de Sergio Dalma

Anuncios

3º FIV:estancada

Hoy he encontrado un momento para poner al día todo esto y no sé que tipo de entrada va a salir porque son mil cosas y a la vez ninguna.

Ya no encuentro ganas, ni fuerza de mantener el blog al día, no encuentro en él lo que encontraba hace más de un año y sin embargo siento que le debo al propio blog una explicación justa de este declive.

Si hablamos de FIV técnicamente, con datos, pruebas y visitas médicas os tengo que contar que en esta 3º FIV ya hemos cancelado una posible transferencia dos veces, con sus correspondientes dosis de hormonas, de revisiones y esperanzas. Mi endometrio no reacciona a semejantes dosis de meriestra ni a parches de evapod y digo mi endometrio porque yo creo reaccionar a todos los efectos secundarios posibles, mi estado de ánimo o pensamientos en ciertos momentos han llegado a alarmarme. La única solución que queda es realizar un ciclo natural, pero cuando tu cuerpo ha sufrido tres complicadas reglas en el mismo mes, una estimulación tan fuerte como la de esta FIV y desde diciembre entre anticonceptivos y otros no ha tenido respiro, dudo mucho que quiera funcionar como debe ahora que se le pide. Como mis ciclos son de poco fiar, me aconsejan tomar seidivid que ya me funcionó anteriormente pero claro, esto no funciona de un día a otro, la farmacia online a la que pido todo esto debe estar planteándose ofrecerme tarjeta VIP ya mismo.

Mientras, los viajes de 3 horas hacia la clínica cada vez me desgastan más, mi optimismo se va quedando en el camino. Ya no es poner fechas ni plazos, es sentirse en el limbo y que tu mente y tu cuerpo lo acepten. Mis últimas ecografías han sido todas malas, nada estaba como debía y esto parece estar en manos del azar en el que poco creo. Pensé que este paso era el sencillo, prepararse para transfer de congelados, lo había escuchado tantas veces en otras historias que pensé que era rápido y sencillo, ilusa de mi que “antes muerta que sencilla”.

Pero a todo esto le queda la guinda del pastel, recapitulando, tras los malos resultados de esta FIV le pedí a mi ginecólogo las pruebas de abortos de repetición que han ido llegando por cuenta gotas, las primeras parecía estar bien, con un poco de déficit de vitamina d y poco más hasta que recogí el resultados de las mutaciones genéticas en la prueba de trombofilias, ahí estaba, la nueva sorpresa. Mis resultados anuncian “homocigoto para la mutación C677T en el gen de la MTHFR” y ¿qué significa esto?ni idea, poco sé solo que me derivan al hematólogo para que me de las pautas de cara a la posible transferencia, pero dentro de lo poco que sé está claro que aunque nunca he visto un positivo, dado el caso, éste se podía haber truncado fácilmente debido a esta mutación, tal como ocurre con las otras que se estudian hoy en día. ¿De verdad hay que esperar a pasar por 3 abortos para que se considere la necesidad de hacer esta prueba? ni 3 ni 2 ni ninguno que nadie debería experimentar en sus carnes semejante desastre, si a esto le sumas lo ya luchado es cavar tu propia tumba emocional.

¿Qué pensé cuando lo vi? pensé “bien” puesto rostro a otro enemigo más, puesto remedio, prescribirán heparina y ésta será la clave para lograrlo, la idea de pincharse durante unos 10 meses en la barriga por supuesto me horroriza, pero como muchas de vosotras lo haría sin dudarlo si a cada pinchazo le acompañara un nuevo latido dentro de mí. Por lo que todo este tiempo he leído sé que en muchos casos prescriben heparina sin tener ninguna mutación incluso o adiro y esto a veces da buenos resultados, así que pensé “bien” porque ponemos una ayuda más. Después pensándolo en frío o en caliente según se mire, volví a sentir aquello de “y por qué a mí” ” qué he hecho yo tan mal para merecer esto” ya sabéis, las típicas frases que se te quedan tatuadas de por vida y en un momento de bajón salen a la luz.

Todo esto me está llevando a replantearme en que punto está “Estela” las que me conocen saben que “Estela” es el personaje que elegí para mi “yo infértil”y aunque en mi “yo real” salí del armario casi con todo el mundo “Estela” siempre me ha permitido encontrarme mucho más cómoda, me ha dado mucho, me ha reconfortado y me ha llevado a formar parte de la #infertilpandy. A veces la he admirado, la he sentido más real que mi día a día y durante estos casi dos años 2.0 ha colapsado casi por completo otras metas, otros proyectos, la he querido mucho a la vez que la he compadecido tanto.

A día de hoy siento que Estela se pierde, que ya no encuentra lo que busca, que no siente igual, con la misma energía y la misma fuerza, eso me ha llevado a alejarme un tiempo de todo el mundo 2.0 que tanto me ha aportado. He necesitado desconectar y controlar el silencio, además del impulso del dedo al ver el icono de aquellos lugares online que tanto apoyo me han dado.

Hoy quería entrar aquí y cerrar una etapa pero ésta no es la manera o el tipo de entrada con la que me gustaría dejar aquí a Estela. Os prometí que os contaría aquel relato corto que me regaló hace mucho una chica, el título era “los números primos” pero no lo he encontrado, aunque eso no quita para que os cuente lo que me hace sentir en estos momentos o la importancia que tiene ahora para mí.

Así que esta entrada la dejo aquí, para explicaros a los que me habéis preguntado en estos días en qué punto me encuentro y es que según el día he tenido fuerza o no para contarlo, contar los datos, porque de los sentimientos……. de esos aún no soy capaz de hablar cara a cara. Ánimo a las que estáis en plena lucha, que me aleje unos días no quiere decir que no me siga acordando de vosotras y os desee toda la suerte del mundo, supongo que esto son etapas y ahora me toca ésta.

67c61d3d55d89f40724aafe20fa5305a

Para terminar os cuento una anécdota en el trabajo, alguien se me acercó y comentó al resto “que guapa está últimamente, se le ve otro ánimo o alegría en la cara” esto deben ser mis dotes de disimulo que con el tiempo se perfeccionan y es que me he sorprendido a mí misma regalando sonrisas sin motivo y presa de ataques de risa en plena faena. Y digo yo que mientras haya risas habrá esperanza.

Gracias por seguir acompañándome…..

Un proyecto que me llega en un momento clave

Hoy os voy a hacer una entrada muy especial…pero antes quiero poneros en antecedentes.

Más de una de nosotras y más de dos con la losa esta que nos ha caído encima con el tema infertilidad se habrá preguntado mil veces…¿por qué el mundo es así? ¿por qué tenemos que ver día si y a los dos también como bebés son abandonados en contenedores?…ver como padres maltratan a sus bebés o  ver como los hijos tienen que presenciar malos tratos o indiferencia por parte de padres negligentes.

Una siempre piensa que está llena de amor y tiene los brazos vacíos…¿verdad? te abrazas a tus peludas y sueltas todo ese cariño retenido en achuchones y lametones….esperando y esperando.

Por otra parte, estoy muy cansada de la incultura de la gente al juzgar a una infértil y llegar a ver comentarios como “con la de niños abandonados que hay..¿por qué no adoptas en lugar de someterte a tratamientos?” ¿perdón? ¿la adopción es una opción solo para parejas infértiles? ¿quién tiene la autoridad necesaria como para opinar de algo tan íntimo como es ese paso en una pareja? considero que puede ser un error garrafal mezclarlo todo porque una pareja infértil debe de realizar un trabajo previo de sanación de todas sus heridas y de las batallas perdida para poder encontrarse en paz con su suerte y con el mundo si quiere iniciar un proceso de adopción sano y sin rencores (desde mi punto de vista, claro está).

Desde que conocí el blog y la historia de Mamá y Papá Jones (por cierto enhorabuena por esa preciosidad de bebé Jones) aprendí mucho sobre el tema adopción, tenemos tantos estereotipos que superar en este tema…en fin…esto da para otro post, solo decir que hace dos años que conozco que ser padres tiene muchos caminos, puntos de salida y metas….y que los juicios fáciles pueden llevarnos a confundir y pensar que adoptar es ser una persona super generosas, pero como bien aprendí con la familia Jones, adoptar es otra cosa, es ser padres…si quieres que te pongan el cartel de generoso elige una ONG porque el niño que llega a tu casa no tiene que agradecerte nada, son esos padres los que le estarán eternamente agradecidos por existir y estar en sus vidas. 

No sé como me las apaño que al final me enrollo demasiado….principalmente quería contaros que esta semana presencié como 6 adultos llegaron al centro educativo donde trabajo para realizar una actuación de urgencia de retirada de custodia de un menor y entre lágrimas de compañeros, tutora y suyas propias nos dejó a mitad de la mañana, sin poder despedirnos, una vez más…la tercera en un año. ( Os aseguro que cuando se llega a esta situación el menor ya ha sufrido más de lo que nadie debería sufrir en toda su vida).

Cada día esos niños siguen en mi lista de clase, nos acordamos, hemos hablado de ellos, hemos trabajado y jugado juntos, nos hemos mirado a los ojos y esos ojos se me han quedado clavados….¿dónde estarán? ¿cómo les irá? ¿qué oportunidades tendrán? estoy seguro que están rodeados de profesionales que hacen una gran labor desde el cariño por eso hoy cuando me ha llegado este proyecto, me he animado a compartirlo.

cropped-cropped-quieresserreymagodeverdad

Quiero difundirlo desde aquí…porque este es un granito de arena, un gesto….en otras entradas podemos hablar de la aplastante necesidad de familias de acogida, de las cifras que hablan del pequeño porcentaje de niños que crecen en familias de acogida y no en centros o podemos profundizar en el tema adopción…pero sin mezclar, sin juzgar sabiendo que hablamos de menores que no son el futuro como nos han vendido, no….ellos son el presente…con sus necesidades presentes.

10644831_10152482741798173_8281243811660546865_n

Lote de sentimientos: envidia, empatía….

Como no tengo tratamiento a la vista ni aguja que me molesta aquí ando, fabulando teorías.

A ver…infértiles y estériles presentes en la sala que levante la mano la que nunca ha sentido….

  • envidia ante la noticia de un nuevo embarazo, ya sea vecina, prima, amiga de o famosilla de turno
  • envidia de día de playa con niños y castillos de arena
  • envidia de vivir unas navidades con un mocoso en casa
  • envidia de esas dos rayitas del test de embarazo que parecen existir solo en los lotes que otras compran.

y por otra parte…confesad…¿habéis sido empáticas con las situaciones ajenas? por ejemplo

  • ante un problema de una amiga ¿habéis escuchado sin juzgar?
  • aún no compartiendo la misma opinión ¿habéis entendido que lleva a pensar así a otros?
  • esa amiga que os cuenta lo duro que es tener hijos ¿la habéis creído y comprendido desde su situación?

Pues llega mi turno y quiero confesarme….según nuestro querido diccionario de la Real Academia de la Lengua Española estos dos sentimientos significan lo siguiente:

  • Envidia: Tristeza o pesar del bien ajeno. Emulación, deseo de algo que no se posee.
  • Empatía: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo del otro.

Para mí la empatía es la mayor virtud que una persona puede tener y por consiguiente creo que es el pilar fundamental de la educación de una persona. En los tiempos que corren no abunda, ni en el ámbito familiar, personal ni laboral. Empatía es lo que les pedimos a nuestros equipos médicos, pero del mismo modo que yo demando empatía cuando me siento consumidor, cliente o paciente, en mi trabajo intento ser empática, es difícil que conste, a veces sale de forma innata y otras es resultado de un acto consciente.

¿y la envidia? ¿ me tengo que sentir culpable si siento envidia? ¿la envidia es un sentimiento negativo? cuidado, que la religión incluso lo tiene declarado como uno de los pecados capitales. Dicho esto me declaro condenada a los infiernos porque sí, siento envidia muy a menudo, desde que soy infértil más, esta claro.

Lo siento por todas esas definiciones psicológicas, religiosas o de psicoanálisis pero al contrario de lo que dicen algunas de éstas, sentir envidia para mí no es desear el mal ajeno a nadie. ¿cuántas veces nos castigamos porque se nos mezclan sentimientos encontrados frente a la noticia de un nuevo embarazo? pues me niego en rotundo, para mí muchas veces esa noticia lleva unido el sentimiento de envidia y empatía, me puedo alegrar y dar saltos de alegría contigo mientras siento punzadas por dentro de angustia que me taladran con el tan famoso “Y yo cuándo?” eso es envidia, aquí y en Pekín, o no?

Entiendo lo que ahora mismo estáis pensando…cuando una persona decimos que nos tiene envidia es porque notamos que se mete en nuestra vida, nos hace daño con sus comentarios o nos juzga, pero esa no es la envidia que yo siento, no, yo solo quiero ser madre y como todas las fuerzas del universo se han aliado en mi contra no puedo evitar sentir deseo por aquello que tienen otros y a mí la propia naturaleza me niega ¿qué debo hacer? ¿decir que me alegro y que estoy como unas castañuelas de feria? no, claro que me alegro, como no alegrarse de una nueva vida, de un proyecto de familia, si el embarazo es una de las etapas más mágicas de la vida como no alegrarte y desear lo mejor, claro que sí……pero al mismo tiempo puedo sentir ese nudo en mi garganta ante la duda de si alguna vez yo viviré ese estado, es ahí cuando ese sentimiento de envidia puede nacer pero es inofensivo porque no me aleja de una embarazada ni entrena mi lengua en su contra.

Y ahora diréis….pero a ésta que le ha dado esta tarde? jejeje os pongo un ejemplo real que me ronda desde hace tiempo y quizás lo que me ha dado es una mezcla de sentimientos que me llevan a querer desahogarme aquí con vosotros.

Soy partidaria de no molestar a un recién nacido y pensar mucho en la mamá a la hora de esa primera visita tras dar a luz. Soy de las que llaman antes de acudir y sin consentimiento no voy, te llevan algo de picar porque no voy a tu casa a que me hagas de anfitrión y no se me ocurre ir a coger al bebé si no me lo ofrecen. Cada vez soy más partidaria del respeto que conllevan esos momentos de los recientes papis con el bebé. Pues bien, en una de estas visitas (muy cercanas) pensé mucho en como acertar, pensé sobre todo en la mamá hasta para el regalito, pensé en qué me gustaría a mí de regalo si hubiera sido yo, que no se piense siempre en el bebé olvidando a la mamá y le regalé una cápsula del tiempo que me pareció algo muy emotivo. Tragué saliva y con ella me tragué toda mi infertilidad, respiré hondo segundos antes a la visita llenando mis pulmones con mis dos años de nomaternidad y me dispuse a ser agradable y disfrutar de la visita. Todo esto es empatía ¿no? la saliva infértil y el respirar hondo era un poco tragarme la envidia (olvidarme de mí para disfrutar contigo) pues bien, ¿queréis saber qué ocurrió? la recién estrenada mamá no me dirigió ni una mirada, ni una palabra, ni un hola, ni un mira mi niño, me senté 5 minutos en la esquina de un sofá y guardé silencio intentando no molestar porque ella sujetaba lo que parecía ser el bebé en sus brazos y digo parecía porque ni lo ví ni lo oí ni lo sentí, pasados los 5 minutos intentando romper el hielo le pregunté cómo se encontraba y logré sacarle unas palabras que no iban acompañadas de una mirada “es muy duro” me dijo. Pasados esos 6 ó 7 minutos decidí levantarme y marcharme con una excusa, les dije que aprovecharan para descansar, que no quería molestarles y que ya podría verlos más adelante. Las que sois mamás y sabéis como son esos momentos os pondréis en su piel, empatizaréis y llegaréis a la conclusión de que no era momento de visitas y estoy con vosotras en que seguramente fue eso, pero yo pregunté, di opciones, no puse hora ni día, les ofrecí dejarles el regalo con sus abuelos si los pillaba cansados, el bebé tenía 2 semanas y sí es complicado y “muy duro”.

Salí de allí pensando ¿y yo tengo que sentirme mal o culpable por envidiar la suerte que han tenido de poder traer al mundo a una criatura tan perfecta? es evidente que ellos desconocen nuestra situación, pero yo he intentado comprenderla a ella mientras que esta pareja se ha pasado dos años preguntándonos” ¿y vosotros cuando?mira que ya tenéis una edad¿no hay que pensárselo tanto?¿a qué estáis esperando?pues nosotros no pensamos espera a nada”

Conclusión…..que quiero recibir el mismo esfuerzo de empatía que yo hago en estos casos y en el tema de envidias, envídiame bien sin comentarios dañinos, sin planificarme la vida que yo envidio con cariño. Te puedo decir frente a frente que te envidio con una sonrisa porque te envidio y te deseo lo mejor a partes iguales sin segundas partes oscuras ni malintencionadas. Tengo claro que al saco que arrastro como buena infértil no le añado la culpa de sentirme pecadora por envidiosa, no, culpas ninguna, esta piedra me ha tocado a mí y cada uno lleva la suya, mi infertilidad no se soluciona con la infertilidad de otros, no, por eso mi envidia no persigue quitarte lo tuyo porque lo tuyo es tuyo y lo mío es mío en lo bueno y en lo malo. En definitiva, estoy cansada de hacer una mezcla equilibrada entre mi empatía y mi envidia para no hacer daño a nadie a causa de mi situación y no recibir algo parecido a cambio o vivir situaciones como ésta.

Y ahora, ser sinceras ¿estoy para que me encierren? o ¿alguien se ha enterado de algo?….

VERANO DE 2015, MAGIA QUE DEJA HUELLA

Aquí está mi entrada más especial de este verano….preparadas????

Los que me seguís sabéis que llevo más de un año en reproducción asistida y en total unos dos años queriendo ser mamá (eso que llevamos ya andado, por cifras la meta debe estar más cerca, verdad?)

Al comenzar este blog os hablaba de las amistades 2.0, esto me lo cuentan hace 3 años y alucino, yo era virgen en foros y ni sabía que existían los grupos secretos de face, ya no hablemos de mi virginidad en Twitter y demás, ejem ….

Cuando decidí iniciar el camino hacia la maternidad me informé, miré redes y me ilusioné acompañándome de chicas que iniciaban conmigo esa etapa, caminábamos juntas y a la vez aprendía de pañales de tela, de test de ovulación, progesterona y semanas fértiles. Pensé que el camino a la maternidad eran 9 meses más uno o dos de regalo mientras se atina, que ilusa, tenía que aprenderlo todo en ese tiempo jejeje ahora ya voy relajada en plazos que está claro que desprevenida no me va a pillar la maternidad.

Hice buenas amistades 2.0 sin rostro, algunas se quedaron en el camino y 7 siguieron conmigo ya con caras y batiendo récord de mensajes en whatsapp. De estas 7 amistades 2.0, con rostro pero a las que no a todas he podido abrazar en directo, ya han venido al mundo 5 criaturas preciosas, dos de ellas cumplieron un añito ayer y hoy mismo ¡felicidades mis niñosssssss! hemos vivido tanto y ha sido todo tan intenso, partos y diagnósticos por medio caídas y subidas, salidas y entradas pero ahí siguen estas 7 amistades.

Una de ellas se agarró fuerte a mí y yo a ella, somos como el agua y el aceite pero sin comerlo ni beberlo la amistad llegó a intensidades que desconocía hasta el momento. Hemos podido vernos un par de veces y este verano pude compartir una semana con ella, en tierras valencianas. ¿Os suena de quién os hablo? si, de la loca esa que mete el tenedor en su frigo simulando mi jeringa de FIV y me manda fotos de muñequitos pinchándose para paliar mi miedo a las agujas, la misma.

Vosotras que andáis como yo por el camino de la infertilidad, estoy segura que no le deseáis esto ni a vuestro peor enemigo, ¿verdad? entonces entenderéis mi dolor cuando esta amistad conoció su diagnostico tras estar batallando mano a mano con el mío.

Ha sido duro hablarlo, llevarlo, afrontarlo y hasta compartirlo juntas con nuestras distintas opiniones sobre el tema de la infertilidad, ¿nos ha unido más? rotúndamente NO, tenemos claro que no es la infertilidad la que ha dado lugar a esta amistad, pero el destino se ha encargado de jugarnos esta mala pasada y compartir más de lo deseado.

A lo que voy y no me enrrollo más….jeje

¿Por qué un verano con magia que deja huella?

Porque no podía imaginar mejor plan para este verano que pasar 7 días junto “a la loca del tenedor” olerme que algo estaba pasando, verla dormirse por las esquinas, hacerle ascos al desayuno y ponerme caras….todo esto para acabar chantajeándola “o un test o no hay mojito que valga esta noche” y mira que es dura, porque tras matarme innumerables veces con la mirada valenciana esa que tiene y llamarme loca otras cuantas veces…acabó con un test de embarazo a media tarde ¿y qué pasó? POSITIVO

SI, SI Y SIIIIIII positivo….esperando para entrar en lista de espera directamente a FIV con la prolactina descontrolada por lo que ni siquiera les dejaban iniciar tratamiento por privado y tras año y medio de búsqueda ( muy intensa por lo que me cuenta jajaja) ahí estaba un test de embarazo positivo ¡existen! ¡lo he visto! yo saltando en su casa de alegría y los futuros papis negando la evidencia, buscando que los efectos secundarios de alguna pastilla diera falsos positivos jeje que momentos.

¿Veis como esta entrada tenía que ser muy especial?, una mañana de domingo Mr Planeta y yo despertamos con ellos y de desayuno-regalo un Clear Blue que dijera con palabras lo que la tita (esa soy yo) ya sabía “embarazada de 2-3 semanas” No voy a poder olvidar nunca aquellas miradas, los silencios, las sensaciones, jamás imaginé vivir un milagro de tal calibre tan cerca, bajo el mismo techo jejeje.

Sé que para ella han sido muy duras estas primeras semanas, las dudas, los miedos, que te digan que es imposible de forma natural y zas, esté en camino…sé que ha sido raro, extraño y la ha descolocado vivirlo conmigo allí y no con la intimidad de su marido, habiendo compartido ambas tantos tenedores por el camino. Sé que ella imaginó verme a mi embarazada tras alguna FIV mientras ella iniciaba la suya y no esperaba este giro en nuestras vidas, dicen que el orden de los factores no altera el producto, ¿verdad? pues en eso estamos, ya me he asegurado un primo de zumosol grandote que proteja a mis retoños jeje.

“La loca del tenedor” sabe que esta tita granadina está loca de contenta con ese latido a toda mecha y esos bracitos saludándome, sabe que no cambio por nada este verano mágico y que soy ante todo una gran afortunada por haberlo vivido junto a ella, nos quedan muchas batallas juntas pero sin duda ésta tenía que pedirle que me dejara compartirla con todos vosotros.

Ahora puedo ahorrarme eso de “una amiga de mi prima me dijo que la vecina que no podía quedarse se quedó embarazada” porque ahora he vivido el milagro en directo y chicas, os aseguro que se ponen los pelos de punta de ver el giro que puede dar esta naturaleza tan caprichosa que nos ha tocado.

CUMPLIMOS 1 AÑITO

SI, este proyecto, esta criatura, esta escapada de ideas, momentos y situaciones cumple su primer añito y me da mucha ternura haber llegado hasta aquí.

No nos vamos a engañar, me hubiera encantado celebrar este primer año regalando una foto de mi barriga con la velita pintada (bueno, eso es posible, pero barriga sin premio dentro que le vamos a hacer) o me hubiera encantado enseñaros una mini mano con un dedito levantado señalando este primer año (eso siempre lo puedo buscar por internet no? jejeje)

Pero vamos a celebrarlo como corresponde ( y siento que no haya sorteos por aquí que me encantan esas super celebraciones pero ando por este mundillo de puntillas y casi a escondidas).

Resumiendo este año según el señor wordpress que tanto me ha acompañado en este tiempo:

  • 83 entradas (que cotorra, enserio???? y pensaba que hablaba poco)
  • 22.500 visitas (madre del amor hermoso, si que hay gente que se ha pasado a echar un vistazo por aquí, agradecida quedo).
  • 6.603 visitantes (tanta gente estáis por ahí en mi mundo 2.0???? menudo pelotón somos)
  • 54 seguidores ( ayyyyy que haría yo sin vosotros, la de veces que me habéis levantado, gracias)
  • 176 en twitter ( alaaaaa y me lancé hace nada un ole por esa #infertilpandy y lo que mola)

y otros datos de interés:

  • ya tenemos Facebook (aunque confieso que no lo uso mucho)
  • 73 maravillosas historias que han pasado por mis manos en el debate de “buscadoras de sueños y milagros” chicas, sois las mejores, algunas de ellas ya con sus bebés en este año de lucha y otras en la dulce espera…seguiremos luchando por lograrlo
  • yo sigo a 72 blog (que locura….me tenéis enganchadísima, esto ya no tiene cura)
  • y sigo a 133 en twitter (así me vuelvo loca siguiendo hilos jajaj me falta aún experiencia)

Alguna (o alguno que ya tenemos a nuestro flamante representante masculino “el mario en la FIV”) pensaréis que de que me sirven estos datos tras un año, porque al fin de cuentas yo abrí un blog gracias a la recomendación de tuspatucosymistacones (gracias bonita) para no sentirme sola y saber un poco más del mundo de la infertilidad, pero sobre todo con el fin de poder contar que logré mi sueño y eso no ocurrió ni la navidad pasada cuando predijo la ignorancia de mi antigua ginecóloga, tampoco para mi cumpleaños, ni para el de Mr Planeta, tampoco para ninguno de los varios aniversarios que celebramos ni tras cada betaespera vivida.

Este blog aún no ha llegado a su principal objetivo que es colgar un test con dos rayitas (existen?) pero me ha dado tanto y digo me ha dado, porque yo poco lo he alimentado, a destiempos, con prisas, sin pensar mucho mis palabras, sin actualizar a menudo, pero él me ha dado tanto que ha sido mi mejor soporte, mi mejor terapia. Empecé sin conocer a nadie y de repente esas amistades sin rostro se colaron para invitarme a su fiesta, se pusieron en mis zapatos y bailaron por mí cuando yo ya no tenía fuerzas para moverme, así que chicas ( y chico) hoy la fiesta la monto yo y quedáis todos invitados.

Hoy celebramos que aquí seguimos todos, andando el camino, algunos van delante y otros van detrás pero no hay mejor camino que el que se puede andar junto a vosotros….así que hoy estamos de cumple y la ronda de chupitos de felicidad corre de mi parte 😉

GRACIAS….solo puedo daros las gracias

Gracias a cada una de las que habéis sabido poneros en mi piel, cabrearos por mi, indignaros conmigo, patalear a medias, darme vuestra visión, brindarme vuestras experiencias y siempre sin tener que hacerlo ni esperar nada a cambio ni sentir el compromiso de escribir por escribir porque todo eso le da aún mucho más valor a cada una de vuestras palabras.

El miércoles toqué fondo…ya no sé cuantas veces lo he tocado o si lo que creo fondo en realidad no lo es, pero sí sé que cuando pensé que solo necesitaba llorarlo y soportar un típico dolor de cabeza a causa de un mal día me sorprendió mi propio cuerpo, de repente y cuando me creí relajada sufrí un episodio de ansiedad o eso creo, jamás me ha pasado, siempre me he sentido orgullosa de dominar mis emociones, la situación y por primera vez perdí el control de mi respiración, me sorprendieron los temblores y terminé vomitando la comida “premio de consolación del día” que os aseguro que estaba rica, rica. Fue rápido y tras un largo sueño, nueva.

Ayer me levanté como una rosa, con fuerzas, sin angustia, con ganas de coger las riendas de la situación, de enfrentarla y con fuerza, sobre todo con fuerza. Con la mente fría y estudiando lo ocurrido, vuestros comentarios y cada detalle llegué a la conclusión de que me siento perfectamente, estoy en paz conmigo y con el mundo, no tengo rabia, ni estrés, ni ansiedad, no…..llegué a la certeza que el episodio del miércoles solo tiene un responsable “un mal profesional” y sí, le echo toda la responsabilidad a él porque yo lucho día a día por sentirme fuerte, por ser objetiva, realista, por controlar mi cuerpo y mi mente, por afrontar cada paso y cada noticia……y nadie……nadie y mucho menos un “profesional en la materia” tiene ningún derecho a desmoronar ese trabajo previo. Que sí, supongo que a mi indignación por la cita se sumó el dolor que no había llorado por mi último negativo, pero es que en su momento lo viví de forma natural, el negativo es una de las opciones y la tengo asumida.

Conclusión, voy a tomar las riendas de mi vida, de mi cuerpo y de mis tratamientos (en todo esto por supuesto está incluido Mr Planeta y sus opiniones que si me pusiera a describirlas alucinaríais como lo hice yo al pedirle su impresión sobre la cita, no solo sintió lo mismo además percibió otros detalles que no vienen al caso).

Sé que ésta es solo una etapa de mi vida…¿Cuantas FIV podré soportar tanto físicas como económicamente? ¿4 quizás 5? ya llevo dos, sé que este camino tiene un final y no puedo saber si ese final me dará una respuesta u otra, pero lo acepto, poco a poco me estoy preparando para afrontar que ya he andado la mitad del camino y que lo que tenga que ser será. Lo que no estoy dispuesta a permitir es encontrarme dentro de 4 años mirando a esta etapa en la que decidimos ser padres y sentir que me dejé llevar y dejé que me pusieran una venda en los ojos, que pequé de confiada, no quiero recordar esta etapa con indignación ni sentirme responsable por no haber sido capaz de tomar decisiones propias, no.

No tengo prisa, no quiero una 3º FIV mañana, ni el mes que viene, puede que en tres meses tampoco, no lo sé. No pido cariñitos, ni sonrisas, ni abrazos, ni que me digan que voy a conseguir un positivo, no. Quiero encontrarme con “profesionales competentes”, no quiero pájaros volando ni sentir que jugamos con el azar repitiendo protocolos y pautas que no han funcionado, quiero respuestas, quiero datos, quiero opciones y sobre todo quiero ser escuchada,respetada y que me dediquen el tiempo necesario tengan las ganas que tengan y hayan tenido el día que hayan tenido.

Los profesionales de estas clínicas tienen una responsabilidad enorme juegan con vida y juegan a crear vida….y no cualquiera debería dedicarse a esto, deberían conocer la responsabilidad de su trabajo. Mi trabajo tiene una responsabilidad tremenda,yo también juego con vidas en un momento crítico, la adolescencia y soy consciente que cualquier gesto, mirada o palabra que salga de mi boca puede marcar sus vidas y no valen excusas no vale que yo sufra por ser infértil o el día anterior me hayan dado una beta negativa, no, mi responsabilidad sigue siendo la mía y sus progenitores confían en que yo lo sepa. Pues pido lo mismo, responsabilidad y profesionalidad de cada uno en su trabajo, o no?

Por lo tanto he decidido cerrar una puerta, he pedido consulta en otra clínica de mi misma aseguradora (ya sabéis que me queda una 3ºFIV cubierta) quiero escuchar una segunda opinión, conocer otro equipo médico y poder confiar, si para eso tengo que trasladarme de ciudad, lo haré.

La cita la tengo el próximo día 28, no sé que me encontraré pero sé que algo ha cambiado en mí, he perdido inocencia, ingenuidad, me he vuelto exigente y decidida……y esto tiene su parte buena y otra mala.

¿RELAJARSE? si, por supuesto……siguen en píe todos mis planes veraniegos y sobre todo sigue en píe mi vida, por supuesto.